El día que aprendas a #agradecer el aprendizaje que te traen las circunstancias que llamas ‘problemas’, habrás sanado tu mente de una forma maravillosa porque desaparecerá de ella el rencor, el resentimiento, la culpa y el deseo de venganza. La herramienta más sanadora del campo mental es agradecer el aprendizaje. Aún no experimentamos el verdadero […]

El día que aprendas a #agradecer el aprendizaje que te traen las circunstancias que llamas ‘problemas’, habrás sanado tu mente de una forma maravillosa porque desaparecerá de ella el rencor, el resentimiento, la culpa y el deseo de venganza.

La herramienta más sanadora del campo mental es agradecer el aprendizaje.

Aún no experimentamos el verdadero sentido del agradecimiento porque normalmente damos gracias por lo que nos gusta y eso está bien. Sin embargo, en estos casos, más que agradecer, lo que debemos hacer es #valorar y disfrutar lo que tenemos.

Agradecer por lo que nos gusta no trae desarrollo espiritual. El agradecimiento es una herramienta de #sanación , cuando decido agradecer por lo que aprendo de las dificultades.

Te invito a que viajes a través del cofre de los recuerdos, mira hacia atrás las situaciones difíciles que has tenido, trae a tu mente personas, instantes, todo lo que causó #sufrimiento o algún tipo de sentimiento negativo en ti o hacia otras personas o circunstancias, comienza en este instante a agradecer por la oportunidad que te dieron de #aprender , de encontrar lo mejor que hay dentro de ti.

Empieza a elevar tu frecuencia a través de esta oración: 

“Padre valoro profundamente la oportunidad que he tenido de aprender a través de cada una de las circunstancias difíciles y dolorosas que se han presentado en mi vida, hoy elijo liberarme de este malestar y dejo ir todo aquello que no es o que no fue como yo hubiera querido y me dispongo a entrenar en dos herramientas maravillosas: mi paz interior y el respeto hacia todos y todo lo que sucede a mi alrededor, valoro todo lo que tengo, me comprometo a disfrutarlo intensamente y pongo a tu servicio todo lo que soy, todo lo que sé y todo lo que hago, para así fluir con el orden del universo”.

Gloria Arroyave B.

Escuela de Magia del Amor.