¿ERES TORRE DE CONTROL? Aprendimos a vivir muy amarrados, angustiados, preocupados, llenos de limitaciones. El miedo a SOLTAR EL CONTROL, nos mantiene atrapados, agotados, angustiados, sin energía vital. Alguna vez has pensado ¿Cuánta energía gastas hasta agotarla, pensando en las personas y las situaciones que no puedes controlar? Gastamos nuestra energía, la dejamos justo allí […]

¿ERES TORRE DE CONTROL?

Aprendimos a vivir muy amarrados, angustiados, preocupados, llenos de limitaciones. El miedo a SOLTAR EL CONTROL, nos mantiene atrapados, agotados, angustiados, sin energía vital.

Alguna vez has pensado ¿Cuánta energía gastas hasta agotarla, pensando en las personas y las situaciones que no puedes controlar?

Gastamos nuestra energía, la dejamos justo allí donde tenemos nuestros miedos: Tenemos miedo a ser abandonados lo que se traduce en posesión y celos, miedo a que nos roben las pertenencias, miedo a perder el trabajo, miedo a que les suceda algo a las personas que queremos, miedo a no lograr conseguir aquellos que creemos necesitar para ser felices.

Gastamos nuestra energía tratando de hacer que las cosas sean como nosotros queremos y que las personas hagan lo que nosotros queremos, esto genera agotamiento energético de nuestras células, la angustia permanente acelera el envejecimiento y por ende crea el espacio propicio para las enfermedades.

Los maestros dicen: “Aprendan a recuperar la energía que tienen dispersa por el planeta entero y van a ver el potencial que recuperan ustedes, pero para eso necesitamos soltar el control y eso es parte de la humildad”. Gerardo Schmedling T.

Para comenzar a soltarse es necesario trabajar sobre nuestras creencias de pensar que podemos controlar algo o que somos dueños de alguien, cuando “hemos sufrido inútilmente”, tratando de controlar las situaciones y a las personas, significa que hemos alcanzado el nivel de “saturación” para comenzar a preguntarnos ¿Qué es lo que no estoy comprendiendo? ¿Qué sucede si cambio este pensamiento? ¿Cómo sería mi vida si decido verificar que solo puedo actuar sobre mi mismo?

Querer ajustar todo a la certeza que exigen nuestros miedos, solo nos lleva a verificar que nunca salimos del círculo de la incertidumbre y la angustia, dañando relaciones, afectando nuestra paz interior y gastando inútilmente nuestra energía vital.

¿ES CIERTA ESA IDEA CON LA QUE VIVES, DE PODER CONTROLAR ALGO? ¿CÓMO SERÍA TU VIDA SIN ESE PENSAMIENTO?

Para soltar el control se necesita mucha humildad.