Junio 02/ 2020 / By Gloria Arroyave

Hacer feliz a otro. ”Cuando creo que puedo hacer feliz a alguien, me estoy engañando a mí mismo”.

Gloria arroyave

Si entro a formar una relación pensando que puedo hacer feliz a alguien, ya me estoy engañando porque, cuando la otra persona no sea feliz, entonces voy a sufrir y ya seremos dos personas sufriendo. Una cosa es estar dispuesto a dar lo mejor de mí, a compartir todos mis valores y, otra bien diferente, es pensar en que puedo ser el protagonista de la felicidad de la otra persona. Si esto no lo tenemos claro, la relación se vuelve una interacción constante de sufrimiento y este es uno de los motivos por los cuales se acaban las relaciones.

”Cuando yo creo que puedo ser feliz CON alguien, me estoy engañando a mí mismo”.

Si entro a formar una relación con alguien, esperando que me haga feliz, me encuentro en un total autoengaño. NADIE puede hacerte feliz, si aún no has hecho suficiente trabajo interior para lograrlo por ti mismo.

Si entras en una relación con expectativas, pensando que la otra persona te va a hacer feliz, ya te equivocaste, nadie puede hacer feliz a nadie, solamente nosotros mismos nos podemos hacer felices, ese es un secreto fundamental.

Cuando aprendo a ser feliz, ¿qué puedo compartir con otro?  mi paz, mi alegría, mi capacidad de servir, mis valores, todas mis cualidades. 

”Aquel que no sabe ser feliz solo, tampoco será feliz acompañado”.

Gloria Arroyave B.

Facilitadora Escuela de Magia del Amor.

Este texto está inspirado en las notas de clase recibidas en el módulo Relaciones del Amor de Gerardo Schmedling.

Junio 02 / 2020 / By Gloria Arroyave

Deseo de controlar.

Gloria Arroyave

Libérate del deseo de querer controlarlo todo, esa actitud destruye cualquier relación, te convierte para los demás en una persona poco confiable e irrespetuosa y a ti, en una persona amargada y solitaria.

Ofrece lo mejor de ti, escucha a las demás personas, acepta las formas diferentes de hacer las cosas, cede, permite que se desborde toda tu capacidad de amar y servir.

Mayo 04/ 2020 / By Gloria Arroyave

“Ganarás el pan con el sudor de tu frente”.

Gloria Arroyave

1 de Mayo día Internacional del trabajo

“Ganar El Pan con el sudor de la frente: este simbolismo del pan se encuentra con mucha frecuencia en todos los libros, la palabra pan específicamente en la Biblia, se menciona desde el comienzo hasta el final, el maestro Jesús también lo mencionaba, toda su ceremonia de la repartición del pan y del vino tiene que ver con esto.

El pan como alimento es un alimento del espíritu no del cuerpo físico, como en todo el maestro nos habló a través de símbolos, y por supuesto ganar la sabiduría no es algo que una persona pueda hacer por otra, no es posible que alguien estudie por otro, el desarrollo espiritual es igual, podrá darle herramientas, mostrarle el camino, facilitarle las cosas, sin embargo el trabajo es personal y por supuesto el ejercicio de ganar sabiduría cuesta un poco de sudor, porque ganar sabiduría es enfrentarme a la cotidianidad de la vida y a su problemática general y aprender a no sufrir por eso, a no perder mi paz, a no luchar contra los demás, a no culpar ni al medio ni a las personas de lo que a mí me pasa, eso es ganar sabiduría y eso es desarrollo espiritual, eso nos hace sudar un poco, es todo un proceso que demanda esfuerzo personal, es un trabajo interior y duele y sufre… a eso se refiere la aparente “maldición: ganarás el pan con el sudor de tu frente.”

En general desde ignorancia se toma el trabajo como una pesada carga, como una maldición, para poder valorar el verdadero sentido del trabajo como servicio y desde sabiduría, es necesario trabajar desde la comprensión, si tengo un trabajo y yo me estoy quejando del trabajo “es que esta desgracia mía, tener que hacer esto y con este sueldo tan poquito y con estas personas tan exigentes” como va a ser mi situación, ahí es donde voy a fracasar directamente ¿no es cierto? Porque empiezo a entrar en esa situación, en donde los demás dicen “oiga, pero si usted no está a gusto, si se está quejando aquí, pues porque no se busca otra cosita”.

Reflexiones basadas en las enseñanzas de Escuela de Magia del Amor-

No te buscas otra “cosita” porque necesitas los recursos, ¿verdad?, tampoco cambias de actitud y mucho menos tienes un plan para mejorar en tus funciones y tampoco te ha pasado por la mente comenzar a dar lo mejor de ti, porque estas resentido por tu trabajo en lugar de estar agradecido, porque te bloqueas cada vez que debes aprender algo porque te falta flexibilidad e incondicionalidad, porque piensas que los demás son responsables de darte oportunidades en lugar de salir a su encuentro.

Eso es lo normal en el nivel evolutivo en que nos encontremos, así con queja, con pereza, con ignorancia y todo, FELIZ DÍA DEL TRABAJO, y lo mejor para muchos es que es festivo y no hay que trabajar.

El trabajo no es lo que nos dijeron y tampoco es lo interpretamos desde ignorancia.

 

Gloria Arroyave B.

Facilitadora de Escuela de Magia del Amor.

Mayo 04 / 2020 / By Gloria Arroyave

“La opción del amor permite pasar pruebas que la vida presenta”.

Gloria Arroyave

“Ante una situación difícil, pocas personas saben qué tan cerca estuvieron de tener una fantástica respuesta de la vida, si tan solo le hubieran dado una oportunidad al Amor».

La secuencia que sigue la vida para probarnos es muy sencilla en un momento dado, te ves involucrado en una situación cuyo manejo tiene un cierto nivel de dificultad, después de un tiempo “prudencial”, cuando se espera que hayas entendido, aprendido y comprendido lo necesario de esa situación, la vida genera una crisis, la cual constituye la prueba a la comprensión y al entendimiento, teniendo dentro de ella la opción del amor o la opción del orgullo.

De la decisión que tomes, depende si pasas o no la prueba, si optas por actuar desde el orgullo, no se pasa la prueba y la vida te la repetirá en otro momento en circunstancias parecidas.

Si te decides por la opción del amor, pasas la prueba y la vida te responde inmediatamente con situaciones mucho más satisfactorias que las anteriores”.

 

Escuela de Magia del Amor.

Gerardo Schmedling T.

Abril 30/ 2020 / By Gloria Arroyave

Relación madre e hija

Gloria Arroyave

Cada vez estoy más segura, que nos elegimos para crecer mutuamente, para convertir las asperezas en caricias y las diferencias en comprensión.

La relación de madre e hija, más que jugar contigo a las muñecas, que vestirte de rosado o pretender que no repitas mis historias, más que crear un campo de rivalidad; es aprovechar las particularidades para aprender a respetar el proceso de cada una, al darnos cuenta que no es necesario y además, es imposible ser iguales. Ser diametralmente opuestas, jamás será una razón para generar rechazos y vivir en resentimiento.

La relación madre e hija, se matiza por una carga inconsciente que no alcanzamos a reconocer porque es histórica, producto de una cultura machista orquestada por las mismas mujeres, aunque nos cueste reconocerlo, genera una gran carga emocional, creencias e ignorancia que se transmite de generación en generación que nos llena de culpas no resueltas, asumiendo el papel de víctimas o de verdugos implacables, acechando la oportunidad para saciar el anhelo de venganza.

Eso es lo que te aleja de tu madre y lo que te aparta de tu hija, porque en esencia entre las dos solo existe AMOR.

Gracias @carosaraviaa, desde tu femenino aprendí a reconocerme, a reconocer el amor de mi madre y a valorar cada vez más, ser mujer.

Chatea con nosotros