“LA OPORTUNIDAD SIEMPRE ESTA PRESENTE, ALGUNAS PERSONAS LA APROVECHAN Y TIENEN ÉXITO EN LA VIDA, OTRAS LUCHAN CONTRA LA VIDA Y AL FRACASO LO LLAMAN INJUSTICIA O MALA SUERTE”

“Los ángeles de la guía, son los encargados por los maestros de la ley para orientarnos hacia las actividades, los sucesos, los lugares, las relaciones y todas las experiencias que son necesarias, tanto para el desarrollo de la misión y la función, como para lograr el mejor aprovechamiento de las situaciones asociadas al destino. Los ángeles de la guía para cumplir su propósito colocan en nuestras mentes ideas geniales y pensamientos que nos impulsan al desarrollo de las acciones que contribuyen al máximo aprovechamiento de nuestras experiencias de vida”.

El principio de Ley de Oportunidad es algo muy sencillo, a veces las personas dicen y esto lo escuchamos con mucha frecuencia: “es que la época está muy mala – tal época fue buena – tal época fue mala – ahora está todo difícil ahora está todo fácil”, eso no es cierto, todas las épocas de toda la historia del ser humano, han sido buenas o malas o difíciles o fáciles, de acuerdo a la persona que experimenta una experiencia.

Aquel que no viole la ley, siga las señales que le envía el padre a través de los ángeles, no importa en qué época viva, las cosas le funcionarán bien y le fluirá la vida normalmente, los bloqueos se originan es, en ir en contra de las leyes de la vida sin saberlo, luchando por hacer los queremos nuestro problema de ignorancia es ese.

Recordemos que la oportunidad es algo que siempre está presente, cuando las personas dicen “no hay oportunidades o por favor denme la oportunidad, es que a mí no me dan la oportunidad” se están engañando.

Un ser humano no es el que le da la oportunidad a otro ser humano, la oportunidad siempre está presente y no se origina en los seres humanos, se origina en la misma Divinidad y se aprovecha cuando nos disponemos a servir incondicionalmente sin colocarle condiciones a la vida.

Escuela de Magia del Amor
Gerardo Schmedling T.

Experiencia Personal

Hace unos meses estando en la Ciudad de Monterrey Mx, mientras contaba la experiencia que viví hace algunos años, ese momento de quiebre en el que la saturación del sufrimiento me llevó a comprender que estaba interpretando la vida desde la ignorancia, alguien me hizo esa pregunta que jamás me había planteado: “Gloria ¿Qué hiciste para salir de esas circunstancias?, ¿cómo cambiaste tu resultados?. Que gran pregunta, la respuesta salió de mi ser con tanta claridad, que ni yo misma me había percatado de ello y sin dudarlo le respondí “APRENDÍ A OBEDECER”, a seguir las señales de la vida, renuncié a querer que las cosas sean como mi ego quiere y comencé a trabajar en humildad a aceptar que no se nada y solo necesito saber obedecer.

Me observo todo el tiempo, observo las señales y sin culpar a nada ni a nadie, me hago cargo de mis procesos, se llama autoconocimiento y autotransformación. Como decía mi amado Gerardo, “No crean nada de lo que les diga, VERIFIQUEN”, sería una desgracia que crean todo lo que les diga