¿Qué estás esperando para ser feliz? Una persona que mantenga constantemente la expresión de amor, en pensamiento, palabra y obra, obrará un milagro en su vida, porque limpia su mente conceptual, de las creencias que debe defenderse de algo o de alguien, lo que la mantiene en estado total de miedo. sentimiento contrario al amor. […]

¿Qué estás esperando para ser feliz?

Una persona que mantenga constantemente la expresión de amor, en pensamiento, palabra y obra, obrará un milagro en su vida, porque limpia su mente conceptual, de las creencias que debe defenderse de algo o de alguien, lo que la mantiene en estado total de miedo. sentimiento contrario al amor.

De esta forma la mente subconsciente trasciende totalmente las limitaciones del ego y llega convertirse a ser un ser totalmente de amor, porque finalmente nos convertimos al hábito de ser felices, alguien que sea feliz no tiene nada más que aprender, porque a eso vinimos al mundo.

¿Qué estás esperando para ser feliz?

Si sigues esperando a que pase algo para ser feliz, te vas a quedar esperando toda la eternidad, porque el único que te puede hacer feliz eres tú mismo; mi felicidad no puede depender de nada ni de nadie. Cuando aprendemos a ser felices viene lo segundo: amar al prójimo como a mí mismo.

Los dos propósitos que nos trajeron a vivir esta experiencia de vida

1-Aprender a ser feliz
2-Luego, ama al prójimo como a ti mismo.

Desarrollen el hábito de ser felices. Todas las mañanas cuando se levanten díganse esto: hoy me propongo disfrutar el día intensamente y cualquier situación que la vida tenga hoy para mí me la disfrutaré, levántense con ese propósito y verás cómo se transforma la vida inmediatamente.

¿Se dan cuenta de la responsabilidad que implica amarnos a nosotros mismos, no solo para ser felices sino para poder amar a las demás personas?

Escuela de Magia del Amor.
Gerardo Schmedling T.